LA INDEPENDENCIA DEL PERÚ, ¿UN PROYECTO INCONCLUSO?

En estas fiestas patrias, saludamos a todos los educadores profesionales, a nuestros estudiantes y padres de familia de todo el país.

Para el Colegio de Profesores del Perú, celebrar las fiestas patrias es una valiosa ocasión para reflexionar sobre nuestra historia. Entendiendo que no son hechos y secuencia de acontecimientos, sino, proceso dialéctico que nos permite aprender, reaprender y emprender. Es decir, hacer de las ciencias sociales un conocimiento con base científica, objetiva, analítica y de reflexión, orientada a grandes procesos de cambio.

A un año de inicio del bicentenario, nos debe permitir recapitular la vida política de nuestro país, con sentido crítico y reflexivo. Es importante anotar, que, luego de la proclamación de la independencia, las clases populares y la población en general, no encontró grandes cambios que preconizaban los ideales revolucionarios de la época. Los caudillos militares y la oligarquía, se apoderaron del poder político y dominaron el país por muchos años. La democracia, la libertad y la independencia, ideales de la revolución francesa que contagió a los precursores quedaron en slogan y sueño de la gente. Las 12 constituciones políticas a lo largo de nuestra historia es un reflejo de esa debilidad e inestabilidad.

La presencia de fuerzas extranjeras dirigidas por el General José de San Martín y el Gran Libertador Simón Bolívar, es la expresión, que en nuestra patria no se había forjado una fuerza libertaria suficiente para lograrla; el apoyo latinoamericano logrado en aquel entonces, debe ser vista como una lección de la unidad de los pueblos, para buscar la ansiada libertad e independencia de nuestras naciones, bajo los principios de la libre determinación de los pueblos.

Mariátegui nos recuerda que el Perú nunca tuvo clase dirigente, sino, solo clase gobernante. Pues, la nueva república naciente no fue capaz de dotarnos de un Estado sólido y moderno. El sueño de nación aún está lejos de hacerse realidad. La herencia colonial aún supervive en la práctica de muchos políticos, llegando al bicentenario, con grandes problemas irresueltos.

La pandemia del COVID-19, nos ha permitido entender que los grandes males de nuestra vieja república están presentes. No tenemos un proyecto nacional de desarrollo, que garantice salud, educación, bienestar, justicia, democracia y una nación articulada en su diversidad.
La promesa de un país próspero e integrado para todos sigue siendo un sueño, un ideal y una acción a desarrollar; asunto que los educadores profesionales no podemos soslayar. Basadre nos recuerda que “El Perú es más grande que sus problemas”, y el reto para los educadores está planteada.

Este aniversario patrio, nos debe comprometer con una nueva patria, cimentada en una nueva constitución política del Estado.

¡Felices Fiestas Patrias!

 

Prof. Pablo Helí Ocaña Alejo
Decano Nacional
Colegio de Profesores del Perú

 


Saludo por Fiestas Patrias 2020


“Cantándole a mi Perú” por Grace del Carpio